La nube privada: Se ve luz al fondo del túnel.

apuntes-y-educacion-ciencia-y-tecnologia-la-nube-privada-se-ve-luz-al-fondo-del-tnel-apuntes-y-educacion-ciencia-y-tecnologia

La “nube privada”… ¿No es sólo un nombre elegante para referirse a la red interna?

“Nube privada” es la frase utilizada para describir una nube de computación que está dentro del cortafuegos (firewall) de la corporación pero que es administrada por el departamento de IT (Information Technology), a menos que la infraestructura sea tercerizada. Una nube privada está diseñada para ofrecer muchas de las características y beneficios de la nube pública pero sin las objeciones al modelo de computación en la nube tales como seguridad, ubicación de los datos y cumplir regulaciones.

En todo caso, sí, es una red interna pero que responde a los cada vez más complejos requerimientos de los usuarios de negocios de hoy al mismo tiempo que está utilizando las mejores técnicas y tecnologías de los mayores proveedores de nube para minimizar costos.

Raramente una nube privada.

Es inusual que las compañías sean 100% una nube privada. Aún departamentos del gobierno comprenden y aceptan que no todo sistema debe ser hospedado de manera interna. Ellos tienen algunas aplicaciones que no son críticas que están en la nube pública. Eso significa un ambiente de nube híbrida

Por otro lado hay algunas compañías en algunas industrias que tienen un conjunto de requerimientos que son tan estrictos que no pueden tomar ventaja de aplicacions en la nube pública. Eso no significa que no puedan aprender de vendedores de hospedaje en la nube pública.

Esas suposiciones de que su industria o su compañía sólo pueden usar la nube privada necesitan ser desafiadas. A menudo los departamentos de IT ven a la computación en la nube como una forma de tercerización que está poniendo sus trabajos en riesgo y por lo tanto sus argumentos para usar solamente nube privada se deben al miedo y a preservar sus puestos.

Mientras en algunas situaciones una estrategia de nube privada es la única manera, en la vasta mayoría de los casos, el nuevo mundo de la nube está creando más interesantes y más valiosos roles en las compañías. Mucho personal podría requerir entrenamiento y soporte lo cual mejoras sus hojas de vida (CV).

La nubes tienen su lado bueno.

Hay muchos beneficios que un departamento de IT pueden entregar con una nube privada, lo cual balanceará los costos y riesgos de implementar una infraestructura de nube privada. Esto puede solamente mejorar la reputación del departamento de IT a los ojos del usuario de negocio. Estos beneficios incluyen:

  • Escalabilidad: La habilidad de rápidamente aumentar la capacidad de los servidores automáticamente para satisfacer un pico en la demanda de sus servicios sin intervención humana. Esto probablemente signifique migrar todas las aplicaciones antiguas a una infraestructura de nube común para obtener este beneficio.
  • Demorar la adquisición de hardware: Cuando la capacidad de los servidores es acumulada en un pozo común, usando una nube privada, entonces la capacidad que no se usa va a parar a ese mismo pozo. Los recursos de hardware pueden ser distribuídos en tiempo real para atender requerimientos de procesamiento. Esta manera potencialmente libera la capacidad libre la cual puede ser usada para cualquier nueva aplicación que se implemente. Antes, una nueva aplicación requería de su propio servidor o servidores los cuales demoran meses en llegar. No sólo hay ahorros en hardware sino la velocidad de la implementación y sus beneficios son acelerados.
  • Soporte para dispositivos móviles. Cada vez más gran parte de la fuerza de trabajo son móviles. Eso significa que algunas áreas querrán usar aplicaciones desarrolladas internamente pero que corran en dispositivos móviles. Y esto se vuelve exponencialmente más complejo si has sancionado la política BYOD (Bring Your Own Device, una política que permite a los empleados usar sus propios dispositivos para trabajar dentro de la empresa). Las aplicaciones necesitan poder ser descargadas a esos dispositivos, los datos necesitan ser eliminados cuando esos dispositivos se pierdan o sean robados y los datos requieres estar sincronizados con lo sistemas principales. El intercambio de aplicaciones y estos otros servicios de integración y sincronización normalmente serían provistos por los vendedores de nubes pública. Esto ahora necesita ser provisto internamente y por lo tanto tus equipos de IT podrían necesitar aprender nuevas habilidades completamente.
  • Resistencia: Hacer comunes los recursos de los servidores da un nivel de resistencia. Claramente esto no está cerca de Amazon EC2 (Elastic Computing o computación elástica) pero es ciertamente mejor que la situación de un sólo punto de falla cuando cada sistema esta hospedado en su propio hardware.
  • Seguridad: Esto es a menudo citada como la más grande razón para hospedar privadamente aplicaciones, la seguridad. Aunque a menudo los grandes vendedores en la nube consistentemente tienen una mejor seguridad. Ellos tienen todos sus servidores con los últimas actualizaciones y su negocio depende de la alta disponibilidad. Como es su trabajo, ellos probablemente están haciendo un mejor trabajo.

¿Qúe hay sobre el ROI (Return of Investment o retorno de la inversión)?

La primera pregunta es siempre una de ROI. Con todo el costo de implementar una nueva infraestructura de nube y el costo de migración, ¿realmente lo vale? ¿Cuál es el retorno? Si se mide en años entonces hay otros proyectos en los que IT podría utilizar su tiempo y energía y obtener un retorno más rápido. En la nube pública hay RBI (Return Before Investment o retorno antes de invertir), hay algunas aplicaciones que se hospedan en la nube y que pueden ser implementadas rápidamente y sus beneficios fluyen antes de que las facturas por los primeros meses lleguen.

El problema de moverse a una nube privada es más que sólo costo. Está también el riesgo y la interrupción del negocio. Podría darse el caso de que no todas las aplicaciones internas pueden correr en la nube privada. Eso significa dejarlas donde están pero actualizar la integración con las aplicaciones que sí han sido movidas. El movimiento a nube interna puede ser el catalizador requerido para actualizar sistemas obsoletos lo cual tiene su propio ROI.

El personal de IT podría no tener las habilidades para seleccionar, obtener, instalar y soportar una nueva infraestructura de nube. Podría requerir una gran actividad de entrenamiento combinada con la posibilidad de tener que adquirir personal de los proveedores grandes de nube.

Conclusión.

Los departamentos de IT deberían ver la nube pública no como una amenaza sino como un modelo a seguir. Basado en la mentalidad de estas estrategias para mejorar la experiencia al usuario mientras bajando los costos puede ser ideado. Y las nubes privadas o híbridas están en el corazón de estas estrategias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*